El blog de la Biblioteca del IES Rodrigo Caro de Coria del Río

miércoles, 11 de febrero de 2015

Dublineses: "Los muertos"

Ahí va nuestra primera propuesta de lectura. Se trata de un relato del irlandés James Joyce, publicado en 1914 en un volumen que reunía 15 cuentos cortos. Éste es el último de la serie y no es precisamente demasiado corto. Aunque la historia que se cuenta no parece demasiado extraordinaria, la narración va ganando en intensidad progresiva y sorprendentemente...
En este enlace hay una edición libre en la Red: "Los muertos".
Y aquí tenéis la obra completa para quien se anime.
Dublineses.

El cuento es muy popular gracias a la adaptación cinematográfica que realizó en 1987
John Huston, quien se caracterizó precisamente por su maestría en hacer que la adaptación no desmereciera del original en el caso de otros clásicos de la literatura como El Halcón Maltés, Moby Dick o Bajo el volcán.

En los enlaces que os dejo aquí abajo tenéis una buena biografía de Joyce así como información adicional interesante, incluyendo alguna secuencia de la película. Mi consejo es que no las veáis antes de leer la obra. Pero ésa fue mi experiencia, lo que en literatura no tiene demasiado valor preventivo, y, por el contrario, lo que hoy se llama spoiler a veces nos ilumina la lectura de una obra que, de otro modo, no nos diría demasiado. 
Decidid vosotros.



Share:

Club Virtual de Lectura de la Biblioteca del IES Rodrigo Caro



¡Bienvenidos al Club Virtual de Lectura de la Biblioteca del IES Rodrigo Caro!
Con esta iniciativa pretendemos que todos los miembros de la comunidad educativa -alumnos, familias, personal no docente y profesores- de nuestro centro que lo deseen puedan participar en una actividad que, de otra manera -es decir, a la manera presencial tradicional-, difícilmente podría realizarse. La falta de tiempo o de constancia o, incluso, las reservas ante la exposición pública de una experiencia íntima como la que podría llegar a ser la lectura son, a veces, motivos suficientes para que los potenciales participantes no den el paso. Sin embargo, el parapeto que ofrece Internet puede resultar una ventaja en este caso. Teniendo eso en cuenta, un grupo de profesores relacionados con la gestión de la Biblioteca nos hemos liado la manta a la cabeza y nos hemos arrojado al abismo virtual de proponer la creación de este Club de Lectura.
La intención es que la actividad sea un punto de reunión para padres, alumnos y personal del centro en el que podamos encontrarnos para hablar de algo que no es obligatorio, ni tiene que ver con calificaciones, suspensos, aprobados, dineros o carencias.... Tiene que ver con la lectura: es gratis, libre y por gusto.

Para participar en este club no se necesita más que un acceso a Internet y la voluntad de formar parte del proyecto. No hay que registrarse en ningún formulario, ni comprar ningún libro ni ser un experto y competente crítico literario; tan sólo las ganas de leer y compartir la lectura con otros miembros del Club -eso sí, los participantes tendrán que firmar sus intervenciones por razones obvias.
Hemos pensado que las obras que vamos a proponer deberían cumplir dos requisitos: no ser largas -no queremos ahuyentar a los valientes que se decidan- y no costar un duro. Así que queremos proponer libros de fácil acceso en nuestra biblioteca o en Internet -libros libres de derechos-. Muchos cuentos o relatos cortos cumplen ambas características, así que, sin perjuicio de que luego vayamos ampliando miras, hemos decidido proponer este tipo de obras. Este, pues, será en principio un Club de Lectura de Cuento Corto.

Y como éste es, también, un club virtual no necesitamos poner plazos estrictos de lectura. Se trata de ir leyendo e ir comentando a medida que se lee. Tampoco debe haber un punto final para las intervenciones de cada lectura; la sección de comentarios de cada entrada (cada lectura, una entrada de blog) estará habilitada indefinidamente. De este modo, cuando alguien quiera saber qué se ha comentado sobre determinada lectura, sólo tienen que ir al final de la lista de comentarios y encontrar lo último que alguien haya aportado.
¿Sobre qué debe uno pronunciarse en sus intervenciones? No habrá un guión rígido. Aunque a continuación propondremos algunas reglas concretas de comentario, lo más fácil -y lo más interesante para los demás- será seguramente que respondamos a dos preguntas muy sencillas: "¿nos ha gustado la lectura?" y "¿por qué sí o por qué no?". Seguro que después de responder a esto el debate surgirá con fluidez.
Para no influir en la lectura de otros participantes, daremos una semana antes de publicar ningún comentario que enviéis.
De todos modos, para aquellos que se encuentren más cómodos siguiendo unas pautas claras sugerimos algunos aspectos concretos de la obra que podemos debatir, no necesariamente en el orden en que se enumeran.

  • Los espacios (geográficos, paisajes, interiores, exteriores, etc.) en que tiene lugar la acción
  • El contexto temporal (época histórica, duración de la acción, estación del año, día o noche, etc.) de los hechos que se narran.
  • El narrador y punto de vista desde que se cuentan los hechos, y el tiempo y participación del narrador (pasado, presente, si fue o es testigo de los hechos, si se lo han contado, etc.).
  • Los personajes principales y sus características físicas y psicológicas, etc.
  • La estructura de la obra (partes en que se divide el relato, momentos críticos, etc.).
  • La verosimilitud de los hechos que se cuentan en la obra, si nos resulta creíble o si no lo pretende, etc.

Ahora ya sólo queda empezar. Ánimo.


Share:

miércoles, 4 de febrero de 2015

A Concha


        Eligió la forma de una aparición. Una mañana soplaba viento del norte que, disipando las brumas, la trajo hasta aquí: alta (“de mirar las palmeras”), hermosa, dulce, singular… La biblioteca, los pasillos, las aulas… las estancias que fue recorriendo se fueron impregnando de horizontes y porvenires; en un vago interés fue transformando en su imaginación todo lo que veía. Es posible que en ese recuento ya echara en falta las cosas que habría de sacar de su bolso, sin importarle el tamaño, y que permanecerán como un sólido recuerdo: un aula al aire vivo y un poeta-amigo libre.
        Bondadosa y compasiva siempre con los niños, con ayuda de sus palabras (sus poderes mágicos) y gracias a ellas, les abrió puertas a campos animados,  los hizo flotar en el aire con su imparable buen humor, no sin hacerlos reparar en las mujeres de las palomas, que piden le compren alimento para las pobres aves.
        Pero en el contrato de la vida, ella estuvo de acuerdo en quedarse hasta que cambiara el viento. Se fue, pues,  fugazmente, como había venido.

Después de ella, de sus cometas remendadas,  se nos ha quedado la costumbre de las altas miras. Así, mirando al cielo la despedimos cariñosamente esperando que quizá vuelva pronto.
Ana Lama
Share: